web analytics

Amanece en el desierto

Y cuando la noche se acerca intento coger el último rayo de sol y no soltarlo, como si no fuera a haber otros, como si la luna fuera eterna y yo estuviera condenada a la oscuridad más negra. Pero al final comprendo que el sol es el único que no descansa y siempre, siempre, vuelve a haber un nuevo amanecer…

Entradas Relacionadas:

Escribe un comentario