web analytics
entradas destacadas
Mis diez razones para visitar Washington

Mis diez razones para visitar Washington

Estas son mis diez razones por las que un viaje a Washington puede ser una buena opción, sobre todo ahora en Otoño o Invierno, que es cuando más bonita está la ciudad. Os parecerán cosas quizá curiosas, igual poco reseñables algunas, pero es que yo no soy una gran amante de las grandes ciudades y en concreto Washington me parece ...

Mis diez razones para visitar Bali

Mis diez razones para visitar Bali

Debería comenzar de nuevo con mi blog viajero, que llevo una temporada venga darle a los fogones, (en mi otro blog, "las recetas del zocoloco"), y en ocasiones me entra una morriña viajera que no veas. ¡Qué ganas de nuevos paisajes y de nuevas culturas!. Pero estoy perezosa con esto de la tecla, sí lo reconozco, lo de escribir me da ...

Amanece en el desierto

Amanece en el desierto

Y cuando la noche se acerca intento coger el último rayo de sol y no soltarlo, como si no fuera a haber otros, como si la luna fuera eterna y yo estuviera condenada a la oscuridad más negra. Pero al final comprendo que el sol es el único que no descansa y siempre, siempre, vuelve a haber un nuevo amanecer...

Para endulzar el principio del año: receta de donuts caseros

Para endulzar el principio del año: receta de donuts caseros

Comenzamos el año con una receta muy, pero muy dulce, donuts caseros. Aquí van los ingredientes: Para la masa: 500 gr de harina (200 gr de harina de trigo normal y 300 gr de harina de trigo de fuerza. Podéis hacerlo también con 500 gr de harina normal) 5 gr de sal 100 gr de azúcar blanco 230 ml de leche templada 40 gr de levadura ...

Flores de crema de manzana y almendra, (ñam, ñam…)

Flores de crema de manzana y almendra, (ñam, ñam...)

Se nota que estamos en navidad y no paramos de cocinar y de comer. Y para muestra, esta fácil receta de flores de crema de manzana y almendra, que dejarán con la boca abierta a vuestros invitados y a vosotros con la cocina bastante limpia, porque no son nada complicadas. Aquí vamos con los ingredientes: Para la crema de manzana: 2 manzanas ...

Acompaña al zocoloco en su cena bereber en mitad del desierto del Sáhara

Acompaña al zocoloco en su cena bereber en mitad del desierto del Sáhara

Aquí os dejo el video de nuestra cena bereber en pleno desierto del Sáhara. De menú: ensalada bereber y tajin. Buenísimo.

Acompaña al zocoloco en su viaje por el desierto del Sáhara: cómo es un campamento bereber por dentro

Acompaña al zocoloco en su viaje por el desierto del Sáhara: cómo es un campamento bereber por dentro

Mis queridos amigos del zocoloco, aquí os dejo el primer video de mi última aventura por el desierto del Sáhara. En esta ocasión os muestro cómo es un campamento bereber en mitad del desierto. Disfrutarlo, que me ha costado mucho sudor grabarlo...

Doce cosas que no debes perderte en Yogyakarta (Indonesia-Java)

Doce cosas que no debes perderte en Yogyakarta (Indonesia-Java)

Yoguiakarta es una de las ciudades más visitadas situada al sur de la isla Indonesia de Java. En contraposición con su capital Jakarta, ciudad horrorosa donde las haya, núcleo industrial y financiero, Yogyakarta  más conocida como Yogya, es su centro cultural y espiritual. Llena de contrastes, de tradiciones, es el mejor punto de partida para conocer la isla, sus costumbres ...

Jaisalmer: la ciudad dorada de la India

Jaisalmer: la ciudad dorada de la India

Viajar a Jaisalmer requiere sin duda voluntad por parte del viajero. Alejada de las habituales rutas turísticas de la India, Jaisalmer no aparece fácilmente en el mapa, pues es una de esas ciudades que no se encuentran, sino que se buscan y cuando por fin aparecen te anestesian los dolores del cuerpo, el cansancio del viaje y las penas del ...

Cronica de un viaje al Delta del Sine Saloum, Senegal

Cronica de un viaje al Delta del Sine Saloum, Senegal

La crónica del Delta del Sine Saloum comienza, como no puede ser de otra manera en África, con un viaje infernal, de esos que ponen a prueba la resistencia del viajero y que a mitad de camino hacen que uno ya no sepa si tiene ganas de ir o de quedarse. Y es que precisamente uno de los puntos débiles de ...

¿Tú viajas o “turisteas”?

¿Tú viajas o turisteas?

Hace tiempo que me vengo diciendo a mí misma, a modo de acoso a mi conciencia,  que tengo que escribir un post sobre Cerdeña, pues mis últimas vacaciones de verano fueron precisamente en esta isla, y me vine cargada de fotos, videos y todo tipo de material multimedia más que suficiente para llenar no una, sino varias entradas para el ...

La historia de una peruana en Asturias…

La historia de una peruana en Asturias...

Son aproximadamente las 2 de la tarde y nos acercamos a nuestra cita con una de las seguidoras del zoco loco. ¿El lugar?: su casa en Gijón, Asturias. Picamos a la puerta y enseguida nos recibe dispuesta a concedernos este primer encuentro entre el zoco loco y una de sus seguidoras. La decoración de la casa delata inmediatamente el origen ...

Un recorrido por el desierto del Thar, en India

Un recorrido por el desierto del Thar, en India

En los viajes que uno va realizando a lo largo de la vida siempre van quedando lugares especiales que por extrañas razones van dejando poso en la memoria. El resto se van diluyendo con el tiempo e inevitablemente, aunque uno quiera retenerlos, se escabullen hasta perderse de por vida. Uno de estos lugares especiales, de los que dejan huella, fue para ...

Hoy bajamos al moro….

Hoy bajamos al moro....

Esta mítica frase que da nombre a un película española de Fernando Colomo, por todos los españoles conocida, se utiliza además en España para hacer referencia a alguien que viaja a Marruecos para comercializar con hachís. Pues hoy, queridos seguidores, quiero invitaros a que bajéis conmigo al moro, pero tranquilos porque no os estoy ofreciendo nada ilegal. Simplemente quiero llevaros a conocer ...

Ganges, el rio de la vida y la muerte….

Ganges, el rio de la vida y la muerte....

Hay dos cosas en la India que a mí me impresionaron sobremanera: una es el Taj Mahal, del que ya os hablé en un post anterior, y la otra es el río Ganges, rio sagrado de los hindús. Pero muchos os preguntaréis qué puede tener un río que llegue a impresionar de tal manera. Pues bien, lo único que os ...


Historias viajeras

Lo más bonito de viajar no son los paisajes ni los lugares que conoces, sino las historias viajeras que te vas cruzando en el camino. Muchas veces estas historias te hacen sentir admiración, otras veces te provocan curiosidad y en ocasiones te hacen cuestionar hasta tu propia existencia. Porque aunque no lo creáis hay gente muy, pero que muy especial en el mundo, personas con vidas muy interesantes y sobre todo con un gran sentido de la responsabilidad hacia uno mismo. Claro que para mí ser responsable no es hacer lo que se debe, sino lo que tu corazón te pide y eso muchas veces  requiere tanta valentía que muy pocos lo consiguen.

Una de estas historias es  la de Saskia Landman, una holandesa que dejó toda su vida de comodidad y seguridad en Holanda, (ya sabéis, trabajo fijo, casa con hipoteca, pero ningún atisbo de felicidad),  para lanzarse a la aventura de seguir su corazón. ¿Arriesgado verdad?.

Y su corazón la llevó nada más y nada menos que a la jungla de Sumatra, a un pueblecito en medio de la selva, atravesado por el río Bahorok que se llama Bukit Lawang.

Esto aconteció en el año 2005, dos años después de que una gran inundación en Sumatra arrasara el pueblo de Bukit Lawang matando a unas 170 personas y dejando huérfanos de padre y madre a un montón de niños que no tuvieron otro remedio que vivir en la calle como vagabundos.

Esto era lo que decían las noticias de aquel año: Noticia

 Saiska, que había estado pasando un verano en Bukit Lawang, había conocido a un indonesio llamado Sugianto, un guía local con el que mantenía contacto desde Holanda. Cuando conoció la tragedia que se había producido en Bukit Lawang, habló con él y decidió abandonar toda su vida cómoda, pero infeliz, en Europa para irse a Sumatra y crear, junto con el guía, un orfanato para los niños que habían quedado huérfanos. Vendió todas sus pertenencias y con el dinero que obtuvo compró una parcela de tierra donde comenzó la construcción del orfanato, que poco a poco fue tomando forma y que hoy en días es toda una realidad.

Poco después Saiska y Sugianto se casaron y actualmente forman una gran familia verdaderamente admirable con 16 niños/adolescentes que actualmente viven en el orfanato.

Si queréis conocer más detalles sobre esta historia y sobre el orfanato podéis consultar su página web: Página web orfanato

Cuando conocí a Saiska este pasado verano en mi viaje por Sumatra y me contó su historia me resultó admirable la valentía con la que había renunciado a todo su pasado por un futuro cuanto menos incierto. Me parecía que había arriesgado mucho con esa decisión que había tomado años atrás. Sin embargo, cuanto más la observaba más me daba cuenta de que esa persona que tenía enfrente era completamente feliz y que estaba haciendo justamente lo que había deseado con su vida, sin  que los miedos y los convencionalismos la hubiesen frenado lo más mínimo. Entonces comprendí que más arriesgado hubiese sido para ella quedarse en Holanda y ser infeliz.

La mayoría de nosotros vivimos arriesgando cada día, siguiendo los caminos marcados, sin ni tan siquiera pararnos a pensar qué quiere nuestro corazón. Arriesgamos a ser infelices eternamente y ese sí que es un riesgo inasumible.

Un camino con corazón, por muy duro que sea, siempre nos hará sonreír. Recordad amigos que ya lo decía el principito:

Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos


Por favor, no pierdan más tiempo: VIVAN

VIDEO  Y MENSAJE DE LA SEMANA:

http://www.saliadarunavuelta.com/

Instantes:

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;

si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.

Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres, y jugaría con más niños, si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años… y sé que me estoy muriendo.

José Luís Borges


Los caminos del corazón…

Estamos a 31 de diciembre de 2012, el día probablemente más mágico del año, en el que uno hace balance de lo vivido y se plantea buenos propósitos para el año próximo. Y en este día tan mágico del año, día de oráculos y de hechizos, me viene a la mente mi bruja Maruja,  que ya os había mencionado en otra entrada, pero que probablemente os haya pasado desapercibida como un personaje de ficción.

Pero no, la bruja Maruja existe, existe y es bruja de verdad, al menos, con tanta verdad como cada uno le quiera poner a estos temas.

Maruja apareció por casualidad en mi vida y por casualidad se marchó, quedándose el tiempo suficiente para enseñarme a leer el tarot, para hacerme vivir momentos muy divertidos, pero también otros momentos muy misteriosos que algún día, si me atrevo, os contaré….

Al principio la bruja Maruja me parecía que estaba completamente loca, pero con el tiempo acabé dándome cuenta de que su locura era lo más cuerdo que había conocido nunca.

La bruja era un personaje verdaderamente misterioso, un carácter fuerte, una personalidad impactante, y una enorme seguridad en sí misma que hacían que cualquier cosa que decía se convertía inmediatamente en verdad.

La bruja me desveló muchos secretos que guardo con mucho celo en mi memoria: secretos del tarot, secretos del espíritu y secretos del corazón. Pero una de los recuérdos más nítidos que tengo de ella es cuando, con cierta frecuencia, solía decir:

El tarot no debe ser usado como un oráculo, pues no sirve para adivinar el futuro. Tampoco debe ser usado como un amuleto, pues no sirve para atraer la fortuna. Por tanto nunca uses el tarot para ninguna de estas cosas, pues en verdad el tarot solo sirve para una: para descifrar los caminos del corazón. En la vida te encontrarás con muchos caminos, pero solo algunos tienen corazón. Es importante que aprendas a a distinguirlos del resto, pues la única forma de ser feliz es siguiendo los caminos del corazón.

Al principio aquellas palabras que la bruja insistentemente repetía cada día, carecían de significado para mí. ¿Qué podría querer decir aquella buena mujer con seguir los caminos del corazón?, ¿qué caminos eran esos?, ¿y por qué debía de seguirlos?

Tiempo después, por avatares de la vida, cayó en mis manos un libro de Carlos Castaneda. Castaneda fue uno de los escritores más enigmáticos que han existido. Era un antropólogo de origen peruano, que escribió una serie de libros llamados las Enseñanzas de Don Juan, donde, ficción o realidad, ¿quién lo sabe?, nos narra las enseñanzas que recibió de un brujo de la etnia Yaqui, Don Juan, al que conoció en México cuando estaba investigando sobre los estados alterados de conciencia.

En una de sus múltiples enseñanzas el brujo Yaqui le dice así:

Recuerda que un sendero es sólo eso: una senda. Si sientes que no debes seguirlo, no lo sigas. Para poseer tal claridad, deberás llevar siempre una vida disciplinada. Sólo entonces llegarás a saber que una senda es sólo una senda, y que no debe haber afrenta para tí ni para otros por abandonarla, si eso es lo que tu corazón te pide. Pero tu decisión de seguir en la senda o de abandonarla, deberá estar libre de temores y ambiciones.
Te advierto. Debes mirar cada sendero con mucha atención. Pruébalo tantas veces como lo creas necesario. Luego pregúntate a tí, y a tí solamente, una pregunta…
 ¿Tiene corazón este sendero?

Si lo tiene, el sendero será bueno. Si no, no sirve. Ambos senderos conducen a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno significará un viaje alegre; mientras lo recorras, serás parte de él. El otro puede arruinar tu vida. Uno te hará fuerte; el otro te debilitará.

El problema es que nadie se hace la pregunta, y cuando un hombre termina por comprender que ha seguido un sendero sin corazón, dicho sendero ya está por matarlo. En ese punto, son pocos los hombres que pueden detenerse a pensar y abandonar el sendero. Una senda sin corazón nunca podrá ser disfrutada. Tendrás que esforzarte incluso para recorrerla. En cambio, una senda con corazón es fácil, no te obligará a esforzarte para disfrutar de ella. Para mí sólo tiene sentido recorrer los senderos que tienen corazón. En cualquier senda que pueda tener corazón, allí viajaré, y el único desafío que vale la pena, es recorrerla en toda su extensión, viajando, buscando, buscando sin aliento.

Cuando yo leí aquel párrafo comprendí perfectamente lo que mi bruja Maruja quería decir tiempo atrás con que el tarot solo sive para descifrar los caminos del corazón, porque solo escuchando tu corazón caminarás en la dirección correcta.

Y a pesar de que la vida nos da multiples señales para que sigamos estos caminos, llamémoslas intuiciones o corazonadas, la mayoría nos dejamos vencer por la razón, pues hay que ser muy valiente para abandonar la seguridad que nos da la mente racional y dejarse llevar por la aventura del corazón.

Ahora sé que, seguir los caminos del corazón, quería decir ser valiente y adentrarse en caminos peligrosos hacia lo desconocido. Quería decir estar dispuesto a arriesgar, a vivir intensamente, siendo fiel a uno mismo. Seguir los caminos del corazón quería decir no malgastar el tiempo viviendo la vida ajena, quería decir tener el coraje de enfrentarse a las reglas y confiar en nuestra intuición.

Así que, queridos seguidores, para este próximo 2013 os deseo que tengáis la valentía de seguir los caminos del corazón, porque solo los cobardes viven con la cabeza.

¡Feliz 2013 de corazón!

 


¿Nos conocemos?

Cuando comencé a escribir este vuestro zoco loco, (y digo vuestro porque ya os pertenece más a vosotros que a mí), había una cosa que tenía clara, no quería que se convirtiera en un lugar impersonal donde yo escribo y vosotros leéis. La idea de tener una comunidad me parece mucho más interesante que un simple diario donde colgar mis pensamientos y mis ideas a la espera de que algún alma caritativa se decidiera a leerlas. Me interesa mucho más conocer quién está detrás de cada comentario, quién me lee, qué le gusta, cuál es su historia, cómo es su país, su ciudad, dentro del respeto absoluto a todas las opiniones y formas de ver la vida, pues en este zoco loco si hay algo que siempre estará presente es el respeto y la diversidad.

Así que he decidido ir a la “caza y captura” de vosotros queridos seguidores, pero eso sí, en el sentido más bonito de la palabra. Quiero conoceros, mejor dicho, quiero que nos conozcamos.

Así que he salido con mi kit de blogger, (o sea mi cámara y mi libreta), a la búsqueda y captura de aquel seguidor que quiera contarme algo sobre sí mismo.

Espero que os guste esta sección que comienza hoy y que vamos a construir entre todos aquellos que queráis participar.

Sólo deciros que nuestra primera parada, que saldrá este fin de semana, tiene mucho que ver con Perú, este maravilloso país con gente muy cariñosa. Agradezco desde aquí al  primer seguidor/a que me ha recibido, (él/ella sabe de quién estoy hablando).

Próximamente el zoco loco viaja a Perú a través de sus seguidores…. ¿Habrá mejor manera de conocer el mundo?


¿Tú viajas o “turisteas”?

Hace tiempo que me vengo diciendo a mí misma, a modo de acoso a mi conciencia,  que tengo que escribir un post sobre Cerdeña, pues mis últimas vacaciones de verano fueron precisamente en esta isla, y me vine cargada de fotos, videos y todo tipo de material multimedia más que suficiente para llenar no una, sino varias entradas para el blog.

Sin embargo, ese día en que el post verse sobre Cerdeña no acaba de llegar. Al principio las razones que me alegaba a mi misma eran que siempre me salían otros temas más interesantes sobre los que escribir, luego vinieron razones del tipo “tengo que seleccionar las fotos”…o “debo ver todos los videos antes”… En fin, autoengaños para no afrontar la verdadera razón, que no es más que una absoluta pereza a escribir sobre este destino turístico.

Y hoy justamente, indagando sobre las razones de esta pereza he decidido escribir un post precisamente sobre este tema, quizá para, de esta manera, saldar mi cuenta pendiente con este viaje, aunque soy consciente de que no sea el post que verdaderamente se merece.

Empezando por el principio yo no puedo decir nada malo sobre Cerdeña: es una isla bonita, con playas de aguas cristalinas, un tiempo soleado maravilloso, buenos hoteles, buena comida…. Es un destino perfecto para turistas.

Y he aquí que creo que esa es justamente la clave de por qué a mí Cerdeña no me ha dejado ningún tipo de huella, ni buena ni mala, ni positiva ni negativa: sencillamente porque fue un viaje demasiado turístico. Digamos que para mí Cerdeña ni frío ni calor.

Me da cierta vergüenza reconocerlo, pero tal parece que yo con la edad voy haciéndome cada vez más inmadura, y así veo que voy abandonando la maleta por la mochila y los viajes programados por los viajes de aventura, como si el tiempo retrocediera o estuviera sufriendo una regresión a mi etapa adolescente.

A medida que voy aumentando mi agenda viajera me voy conociendo más a mi misma y sobre todo voy descubriendo el tipo de viajes que me gusta hacer y cada vez tengo más claro que yo pertenezco a esa otra especie rara, distinta del turista, pero a la que también le gusta conocer países, aunque de una forma muy diferente: los viajeros.

Con el tiempo mi alma viajera va desterrando a esa otra  alma turista que también subyace en mí, pero que con la edad va perdiendo fuerza. Ahora sueño con viajes en los que no sé dónde voy a dormir cada día, en los que no tengo ni idea de cómo voy a alcanzar al siguiente destino y en los que  no sé cuándo voy a llegar ni cuando voy a partir.

Sueño con esos viajes en los que el que vuelve no es el mismo que el que va, porque algo en el camino le ha dejado una huella tan profunda que nada volverá a ser igual.

Sueño con los viajes en los que no buscas la sorpresa, sino que es ella la que te encuentra al dar la vuelta a la esquina, en los que alguien te relata su historia y tú te detienes a escucharla, en los que no miras sino contemplas.

Esos son los viajes sobre los que yo quiero escribir. Quiero viajes con historia, con sentimiento, quiero viajes en los que el tiempo se detiene, en los que la mochila vuelve llena de imágenes, de relatos, de vivencias, de preguntas…. Yo no quiero viajes para descansar porque descansar es empezar a morir.

El turista  nunca sabe dónde estuvo… el viajero nunca sabe a dónde va.


Página 1 de 3123