web analytics

Couscus de cordero y verduras al estilo silvinagreta

Aquí vamos con una receta muy, muy árabe: couscous de cordero y verduras, con un toque Silvinagreta (que soy yo). Para esta receta vamos a necesitar:

  • Cordero (yo compré seis seis chuletillas de cordero)
  • Couscous en grano (lo podéis comprar en cualquir gran superficie)
  • 1 Calabacín
  • 1 Calabaza
  • 1 Pimiento
  • Cebolla picada (unas dos cebollas)
  • 1 Zanahoria
  • Caldo de carne (yo uso un brick de caldo ya hecho)
  • Hojas de cilantro
  • Especias (comino, pimienta, cúrcuma)


En una sartén ponemos un chorrito de aceite y ponemos a dorar las chuletillas de cordero previamente saladas, y con un toque de comino y pimienta.

Cuando nuestras chuletillas están doradas añadimos en la misma sartén la cebolla, el pimiento y la zanahoria, todo ello picado. Lo dejamos hasta que todas las verduras estén pochadas, a fuego medio.

Cuando la mezcla esté bien pochada, subimos el fuego y añadimos un chorrito de vino blanco para cocinar y dejamos que todo el alcohol se evapore.

En este momento añadimos las hojas de cilantro picadas, y el calabacín troceado, (trozos no muy pequeños, como véis en la foto)

La calabaza la ponemos a cocer previamente con agua para que esté blanda. Si tenéis olla rapida mejor, unos minutos en la olla y tendréis la calabaza blandita. La troceamos en trozos grandes, (como veís en la foto) y la añadimos a nuestra sartén.

Añadimos una cucharadita de pimienta, de comino y de cúrcuma para que tome el sabor y el color árabe. Y después añadimos el caldo de carne. Tiene que quedar un poco líquido, puesto que esta salsa será la que dará el sabor al couscus, por tanto no os quedéis cortos con el caldo. Dejamos cocer toda la mezcla durante aproximadamente un cuarto de hora, para que se haga y coja todo el sabor.

Cuando nuestra salsa de verduras esté lista y justo cuando vallamos a servir, prepararemos nuestro couscous. Para ello lo mejor es seguir las instrucciones del paquete que hayáis comprado. Yo os daré unas indicaciones generales. En una olla ponéis agua con sal a hervir, (yo echo una taza de agua por comensal). Cuando esté hirviendo echáis el couscous, (tanto como tazas de agua, o quizá un poquito menos). Revolvemos bien hasta que el couscus absorba todo el agua, apartamos del fuego y añadimos un trocito de mantequilla, sin dejar de revolver. Estará listo para servir.

Para servir nuestro couscous de cordero y verduras, pondremos en la parte de abajo del plato varias cucharadas de couscus y por encima añadimos abundante salsa de cordero y verduras, que se mezcle bien con el grano para que coja sabor. Para decorar podemos añadir perejil o cilantro picado. Listo y delicioso.

Entradas Relacionadas:

Escribe un comentario