web analytics

Deliciosas pastelas al más puro estilo marroquí

Aquí vamos con nuestra receta de pastela marroquí con un cierto toque personal. Os advierto que esta receta requiero un poquito de paciencia, aunque el resultado es impresionante.

Ingredientes:

  •  Pasta brick
  • 100 gr almendra tostada
  • 50 gr avellana tostada
  • 150 gr de azúcar glass
  • 300 gr pechuga de pollo
  • Canela en polvo
  • Cúrcuma
  • 1 cucharadita de Ras el Hanut (Mezcla de especias marroquíes)
  • Vino dulce (Pedro Ximenez, por ejemplo)
  • 100 gr pasas
  • 1 cebolla
  • Perejil
  • Mantequilla


En primer lugar vamos a poner aceite en una sartén y añadir 1 cebolla picada, 1 cucharadita de canela y 1 cucharadita de Ras el Hanut, un rama de perejil picado y una cucharadita de cúrcuma. Dejamos dorar hasta que la cebolla tome color. Cuando la cebolla poche, añadimos el pollo troceado y salado, y dejamos en la sartén unos minutos hasta que el pollo también coja color dorado. Cuando esto suceda, añadimos un vaso de vino dulce, (yo he añadido Pedro Ximénez), y otro vaso de agua. Dejamos cocer a fuego lento hasta que el pollo esté blando, unos 15 minutos aproximadamente.

Cuando el pollo esté listo, con la ayuda de una espumadera, iremos sacando los trozos de pollo de la sartén y dejamos el resto de la salsa al fuego, (reservamos los trozos de pollo para el siguiente paso). A la salsa que tenemos al fuego le añadimos 4 huevos y revolvemos con fuerza hasta que los huevos cuajen en la salsa. Ya tenemos así el primer relleno para la pastela. Reservamos y seguimos con el siguiente paso.

Los trozos de pollo que hemos extraído de la salsa anterior los pasamos por un  molinillo para que quede molido como si fuera una pasta. En el molinillo batimos también unos 100 gr de pasas y las mezclamos con la masa de pollo obtenido. Así obtenemos el segundo relleno para la pastela. Reservamos también y seguimos con el siguiente paso.

Por último molemos en el molinillo unos 100 gr de almendra tostada y otros 50 gr de avellana tostada. No molemos completamente, puesto que deseamos que queden trocitos de almendra y avellana y que no sea todo polvo. En el molinillo molemos también 100 gr de azúcar hasta convertirla en azúcar glass. En un recipiente mezclamos los 100 gr de almendra y los 50 gr de avellana molidas, 100 gr de azúcar glass, 1 cucharadita de canela molida y dos cucharadas de mantequilla derretida, para dar consistencia a la masa. Este será el tercer relleno para la pastela.

Ya tenemos por tanto, nuestros tres rellenos para la formar nuestra pastela. Es el momento de preparar la base.

Cogemos un recipiente de horno y lo cubrimos con papel de horno para evitar que las pastelas se peguen. Como voy a hacer 4 pastelas individuales, voy a coger cuatro aros metálicos de forma cuadrada (lo podéis hacer con cualquier forma). Con la ayuda de un pincel los pintamos con manteca derretida para evitar que se pegue, tanto por los lados como por el fondo.

Con una de las láminas de pasta brick cubrimos el fondo del aro dejando que la pasta brick salga por arriba, (el resto de la lámina que sobresale la utilizaremos al final para sellar la pastela).

Echamos el primer relleno que hemos preparado: la salsa a base de cebolla con el huevo cuajado hasta cubrir la primera base de la pastela.

Encima ponemos otro trozo pequeño de pasta brick simplemente para separar el primer relleno del segundo. Pintamos la pasta brick nuevamente con mantequilla derretida.

Ahora añadimos la segunda capa de relleno formada por el pollo y las pasas. Volvemos a poner encima otro trozo de pasta brick para separar una capa de otra y la volvemos a pintar de mantequilla derretida.

Solo falta la ultima capa, añadimos la masa de almendra y avellana mezclado con azúcar glass y mantequilla. Con ayuda de los bordes sobrantes de la primera lámina de pasta brick cubrimos la última capa de relleno y cerramos, hasta formar una especie de paquete. Lo mejor es que demos la vuelta a cada paquete de pastela de tal manera que quede la parte de pasta aún si sellar hacia abajo, y el paquete queda pefectamente formado.

Introducimos las cuatro pastelas en el horno precalentado a unos 180 º una media hora hasta que las pastelas queden perfectamente doradas por fuera.

Cuando estén listas, cubrimos cada pastela con azúcar glass ayudándonos de un colocado para espolvorear.

Desmoldamos las pastelas de los aros con ayuda de un cuchillo. Listas para comer.

 

Entradas Relacionadas:

Escribe un comentario