web analytics

Las Clases Sociales (castas) en la India

Hay una cosa imprescindible para el viajero que quiera conocer la India y que no debe olvidar nunca en su maleta de viaje, aunque nada tenga que ver con el equipaje. Me refiero a información, y no estoy hablando precisamente de información sobre hoteles, ciudades, monumentos o lugares de visita, (obviamente también necesarios), sino que me estoy refiriendo a información sobre las costumbres y tradiciones que imperan en este, no poco, sorprendente país.

Hay otros destinos en los que uno puede viajar más a ciegas dejándose sorprender por la cultura del lugar a medida que lo va descubriendo, pero en el caso de la India yo diría que no sólo es recomendable, sino imprescindible disponer de información previa sobre dos temas fundamentales: la religión y la organización social del país, pues conocer las reglas que imperan en relación a estos dos temas, es la única manera que tiene el viajero occidental de poder comprender mínimamente y, aún más asimilar, la mayor parte de las situaciones e imágenes a las que se va a enfrentar en este viaje, que de seguro le sorprenderán e impactarán.

Así pues, en este post voy a hablaros sobre el segundo de estos temas, la curiosa y, muchas veces injusta, jerarquía en la que se organiza la sociedad india mediante su sistema de castas.

La estratificación social en niveles es algo muy común en cualquier sociedad que se precie. Raro es el país en el que no imperen reglas para organizar su sociedad en clases, niveles, jerarquías, estatus, algunas imperando de manera consciente y otras inconscientemente. Pero lo más habitual es que estos niveles sociales se organicen en base a criterios tales como el nivel económico, el nivel de estudios, la raza y un sinfín de variables relativamente comunes.

Lo que verdaderamente hace diferente, curioso y por supuesto injusto al sistema de castas de la India con relación a otras jerarquías sociales, es que la sociedad hindú se estratifica en base a una variable sorprendente: el trabajo que sus miembros pueden desarrollar.

Dicho de otra manera, cada casta tiene asignado un destino profesional, lo que implica que en función de la casta a la que pertenezcan sus miembros, su futuro profesional estará determinado de antemano. Esto supone que un hindú no podrá escoger su trabajo libremente, ni en base a sus intereses, gustos o ideales, sino atendiendo a la casta a la que pertenece. Si a esto unimos que las castas son hereditarias, por lo que uno nace y muere en la misma casta que sus antecesores, la situación se pone aún más difícil para la población hindú, que verá como cualquier aspiración profesional queda truncada y determinada desde el momento del nacimiento en función a la casta a la que pertenece su familia.

Pero ¿cuántas y cuáles son las castas de la sociedad india?

En la India existen cuatro castas:

-Los brahmanes (sacerdotes) son la casta más alta. Son los que se encargan de pensar, estudiar, interpretar la realidad, dar consejo, en resumidas cuentas son los intelectuales. La educación antiguamente consistía en leer e interpretar los textos sagrados, escritos en sánscrito, idioma difícil y que la mayoría de la población no sabía leer ni escribir. Así se creó una sección de la sociedad para quienes sabían leer el sánscrito, la casta brahmín. Ocupan una posición superior en la sociedad.

-Los chatrias, (clase político-militar), forman la segunda casta. El segundo trabajo importante que tampoco puede hacerlo cualquiera es la administración de la sociedad y el Estado. Los administradores, (los reyes y gobernantes), forman la segunda, la casta guerrera. Este trabajo supone una serie de habilidades y responsabilidades, como defender al estado o protegerlo o impartir justicia.

-Los vaisias, (comerciantes, artesanos y agro-ganaderos), son la tercera casta en la sociedad. El trabajo asociado a esta casta es el comercio. También se consideraba viasyas a los terratenientes y propietarios y personas con la responsabilidad de “producir” en general.

-Finalmente está la casta de los sudras, (trabajadores y servidores). Esta cuarta casta la forma la clase trabajadora como los agricultores, campesinos, los artesanos etc. Constituye la inmensa mayoría de la población.

Existe aún un último nivel social, que no se considera ni tan siquiera una casta, una sección de la población marginada y reprimida, que se encuentra excluida del sistema de castas: se trata de los intocables. A estos corresponden los trabajos sucios o impuros, como los crematorios, la recogida de basura, la limpieza de los baños… se consideran físicamente impuros y no les está permitido mezclarse con los miembros de las otras castas, de ahí su nombre.

Entradas Relacionadas:

20 Comentarios

Escribe un comentario