web analytics

Objetivo: ver orangutanes en Sumatra

En nuestro próximo viaje a Indonesia hay un objetivo imprescindible e ineludible: ver orangutanes.

Recientemente veía un reportaje en la 2 sobre estos animales y aunque no soy yo precisamente una gran enamorada de la fauna salvaje, en esta ocasión me quedé absolutamente prendada por los encantos de estos primates. Bien es cierto que eran pequeños bebés de orangutanes que se habían quedado huérfanos de madre por los excesos del ser humano, (como siempre), y que ver un orangután adulto deben ser palabras mayores, pero lo cierto es que me parecieron unos animales tan entrañables que desde aquel día me dije: yo quiero ver orangutanes.

Y dicho y hecho, destino: Sumatra en Indonesia, fecha, agosto.

Y ahora que me ha entrado un interés creciente por estos primates, os puedo contar alguna cosilla sobre ellos que he estado leyendo últimamente. Por ejemplo que sólo hay dos lugares en el mundo donde se pueden ver orangutanes: uno es la isla de Sumatra y la otra la isla de Borneo. En Sumatra tan solo quedan unos 9.000 ejemplares, (no sé si estas cifras son actuales), y en Borneo entre 10.000 y 15.000. Como siempre la razón no es otra que la mano del hombre. Durante los últimos 20 años se ha deforestado cerca del 80% del hábitat del orangután y además los cazadores furtivos cazan a las crías que son utilizadas junto con la madre para el mercado de animales.

Verdaderamente, creo que los que merecemos la extinción somos los hombres, eso sí, algunos más que otros.

Orangután significa, en malayo, “persona de los bosques” y suelen tener una vida de entre 30 y 40 años. Son vegetarianos y extraordinariamente inteligentes. En Sumatra se encuentran en el Parque Nacional de Gunung Leuser. Para ver orangutanes en nuestro caso hemos decidido ir hasta Bukit Lawan, que es una pequeña localidad ubicada en las profundidades de la selva de Sumatra, que es famosa por tener un centro de observación de orangutanes. Pero además en Bukit Lawan existen muchas casas de huéspedes y campamentos a lo largo del río donde uno puede pasar unos días de relax, tumbarse en una hamaca, relajarse entre tanta naturaleza desbordante. Pero para los amantes de la aventura Bukit Lawan ofrece, según parece, muchas posibilidades: excursiones a la selva de varios días para visitar a los orangutanes, descenso por el río Sungai Bohorok en balsas de neumáticos, senderismo. En fin, no veo el día en que despegue el avión. Os prometo extensos reportajes fotográficos en el zoco loco sobre la fauna salvaje que nos ofrece Indonesia.

Aunque leyendo las noticias de los periódicos, ¿vosotros tenéis claro quién es aquí el salvaje?.

Os dejo un video que he encontrado en you tube de una turista en Bukit Lawan que muestra cuánto de cariñosos son los orangutanes. Dios mío, a mí que no me quieran tanto.

Feliz domingo.

Entradas Relacionadas:

Escribe un comentario