web analytics

Mi recomendación de hotel en Yogyakarta, (Isla de Java): El hotel Ibis Style

Hay lugares en el mundo que te pueden atrapar por su gastronomía, otros por su clima, otros por su gente, por la historia del lugar, hay tantas razones y tan subjetivas para amar u odiar un sitio que la lista podría ser interminable, imposible, indefinida. Pero lo que no es tan frecuente es que un lugar te enamore por un hotel. Y esto es precisamente lo que a mí me sucedió en la ciudad de Yogyakarta, en la isla indonesia de Java.

No me malinterpretéis, no quiero decir con esto que Yogyakarta no tenga otras poderosas razones para ser visitada mucho más allá de un mero alojamiento. Sin lugar a dudas, es una ciudad fascinante que merece visita por muchas causas y a su debido tiempo rendiré cuenta de todas y cada una de ellas.

Pero en el post de hoy quiero hablaros en especial del hotel Ibis Style.  A pocos metros de la calle Malioboro, corazón neurálgico y latente de la ciudad de Yogyakarta, se encuentra el hotel Ibis, un moderno alojamiento, con habitaciones amplias, limpias, coloridas y con todas las comodidades a un precio verdaderamente increíble, (entre 30 y 40 euros la habitación doble, aunque puede que un poco más en temporada alta).

Yo tengo la sana costumbre de comparar precios antes de decidirme a reservar un hotel en una determinada página, así que os aconsejo que antes de reservar,  no este, sino cualquier otro hotel, hagáis uso de la página de Trivago donde os ofrecen el precio de un mismo alojamiento en diferentes páginas de reserva.

El Ibis Style, (ojo con lo de style, porque hay otro hotel Ibis en la ciudad a no mucha distancia),  dispone de todas las infraestructuras necesarias para hacer una estancia agradable: buenas habitaciones, con aire acondicionado, televisión, cafetera, frigorífico y buenos servicios generales, buenos desayunos, bar, etc.

Pero hay dos razones que hacen la estancia no sólo agradable sino especial: la primera de ellas es la amabilidad de su personal que os dejará gratamente sorprendidos y la segunda es su terraza chillout en el último piso, que dispone de piscina, bar y sobre todo unas vistas increíbles de toda la ciudad.

Es habitual que todas las semanas por la noche haya actuación de música en directo y en nuestro caso disfrutamos de la música del grupo Javanés Rhu, (http://www.rhubandjogja.com/), todo un descubrimiento musical cuyo cantante tiene una de las voces más privilegiadas que yo he escuchado en directo.

Todavía recuerdo con cierta melancolía aquellas noches cálidas de verano, en aquella terraza desde la que se dominaba toda la ciudad, completamente iluminada, sentada en uno de los sofás de estilo chillout, a la luz de una vela, y disfrutando de un coctel mientras sonaba de fondo aquel Bed of roses de Bon Jovi que inevitablemente para mí quedará ligado de por vida a esta ciudad.

Todavía hoy, cuando escucho esta canción se me ponen los pelos de punta y mi mente se transporta a aquellos momentos mágicos de una ciudad llamada Yogyakarta, de un país llamado Indonesia y de un hotel llamado Ibis, que nunca olvidaré.

Hay lugares en el mundo que tiene ese poder especial, el de convertir lo efímero en eterno y lo material en espiritual. Así que si pasáis por Yogyakarta no dejéis de alojaros en este hotel, seguro  no os defraudará.

Enlaces relacionados: aquí os dejo la dirección web de la Oficina de Turismo de Indonesia para más información.

Entradas Relacionadas:

Escribe un comentario