web analytics

Segunda Parada: Londres

En el anterior post ya amenacé con iniciar la temporada viajera en el Zoco Loco y como no podía ser de otra manera seguimos rumbo. En esta ocasión le llega el turno a Londres.

Tras un viaje de cinco días aprovechando el descanso festivo de Semana Santa, hacemos parada en la capital inglesa para compartir con vosotros algunas curiosidades de esta gran urbe, ciudad del Támesis, de los mercadillos, de las cabinas de teléfono y los autobuses de dos pisos.

Esta gran ciudad tiene mucho que ofrecer al viajero, pero si, como en mi caso, os recibe con días lluviosos y grises, lo más seguro es que marchéis con una cierta sensación agridulce, que el tiempo y los buenos recuerdos seguro, irán curando.

Dado que son tantas las cosas que uno puede decir de Londres, algunas buenas y otras no tanto, he decidido comenzar con un post sobre uno de los temas que puede resultar de más uilidad a los viajeros: dónde dormir.

Pues quien haya estado en Londres estará de acuerdo conmigo en que si hay algo que se resiente en esta ciudad es el monedero, dado que nos encontramos sin duda en una de los lugares más caros de toda  Europa. Si una cerveza nos puede costar unos 6 euros de media uno puede imaginar que lograr alojamiento a un precio “razonable” se puede convertir en una verdadera quimera, especialmente cuando se busca algo céntrico desde donde poder desplazarse y más íntimo que una habitación compartida con otras 15 personas.

Para aquel viajero que busca un hotel limpio, céntrico, sin grandes pretensiones pero con las comodidades básicas más que cubiertas a un precio asumible os recomiendo los hoteles de la cadena Malasia “Tune”. Esta cadena está presente en varios países del mundo, pero en concreto en Londres podéis encontrarlo en dos ubicaciones, a cuál más céntrica: Liverpool Street y Westminster.

A continuación os dejo la dirección web, pues las reservas deben realizarse a través de esta página. Una curiosidad de este hotel es que se puede contratar un precio de base, (que incluye habitación con o sin ventanas y baño individual completo), e ir sumando a la tarifa básica aquellas otras prestaciones que se desean contratar, (servicio de limpieza de la habitación durante la estancia, televisión, internet, secador de pelo, toallas en el baño…).

Por tanto a un precio asumible, (siempre teniendo en cuenta que hablamos de Londres), dispondremos de una habitación con baño individual, limpia, en un hotel totalmente nuevo, acogedor y céntrico, eso sí sin grandes prestaciones.

Mi experiencia personal en este hotel ha sido más que positiva, así que aquí os dejo la dirección y alguna foto. Buen viaje.

http://www.tunehotels.com/

Entradas Relacionadas:

  • No hay Entradas Relacionadas
Categorias: Viajes

Escribe un comentario